viernes, 23 de enero de 2015

HÁBLAME DE LITERATURA: "Carta de una desconocida" Stefan Zweig


           ¿Nunca os ha pasado que un autor os persigue allá a donde ponéis el oído y la vista?





     Esto me ha pasado a mí con Stefan Zweig, para mí un desconocido hasta hará cosa de unos meses. Creo recordar que alguien durante la carrera lo mencionó, pero no le hice mucho caso. Como os digo, desde hace cosa de unos meses no paraba de escuchar comentarios sobre él, sobre sus obras, o encontrármelo en las librerías cuando buscaba otra cosa y que captaran mi atención  sus libros. Hasta que un día entré buscando otro libro y esta vez ya no pude resistirme porque estaba delante de mí  y la dependienta me preguntó si lo había leído que qué pensaba. Le dije que no y le conté lo que os acabo de contar a vosotros/as. No tardó ni dos segundos en decirme muy emocionada : 


                               - DEBES LEERLO ES INCREÍBLE, TE LO JURO.



     Y claro... a mí me lo vino a decir... que tengo una facilidad para salir con más libros de lo esperado extraordinaria. Total, que salí de la librería con Zweig también en el bolso.


     Me lo leí en el tren París - Amboise, de vuelta después de las vacaciones de navidad y  me lo volví a leer dos días después. Nunca, en serio, nunca me había pasado eso con un libro. Que te encante y cierres el libro y suspires mil veces pensando - este va derechito al mejor estante, bien visible- pero ¿ releerlo en dos días? Tenía que sacarle más jugo, disfrutarlo más y hablaros de el de la mejor forma posible. 


     Cabe decir, que solo tiene 66 páginas, lo cual  facilita e incita mucho a volver a leerlo. Es más, estoy segura de que lo volveré a leer. Y con esto podría acabar el post sobre mi opinión del libro, vosotros confiaríais - o no - en mí y os lo leeríais y yo me quedaría más ancha que ancha. Así que no me enrollo más  y voy a hablaros de Zweig y de este libro "Carta de una desconocida" lo mejor posible.


    Algo que me chocó la segunda vez que lo leí, porque la primera no me percaté, fue que el libro empezara de la siguiente forma:

Cuando por la mañana temprano el famoso novelista R. regresó a Viena después de una refrescante  salida de tres días a la montaña, decidió comprar el periódico. Al pasar la vista por encima de la fecha recordó que era su cumpleaños. Cuarenta y uno, se dijo, pero esta constatación no le agradaba ni le desagradaba. Echó un vistazo a las crujientes páginas del periódico y se fue a su casa en un coche de alquiler. El mayordomo le informó de dos visitas y algunas llamadas recibidas durante su ausencia, y le entregó el correo acumulado en una bandeja. Él lo examinó con indolencia y abrió un par de sobres cuyos remitentes le interesaron; vio una carta con caligrafía desconocida y apariencia demasiado voluminosa que, en un principio dejó de lado. (...)

    Y diréis ¿y por qué te choco? Supongo que el empezar por un CUANDO ,no me lo esperaba. Tampoco me esperaba que no aparezca el nombre del, aparentemente, protagonista y que solo se mencione la primera letra de su nombre es algo que me recuerda mucho a Salinger y que a mí personalmente me encanta hacer cuando escribo. Que un libro empiece así tan directo y situándonos en una situación normal y con la que cualquiera podemos sentirnos identificados - salvo por lo del mayordomo - me encanta.


    Ya al principio se puede ver un registro del lenguaje que yo no lo llamaría culto, pero tampoco estándar. Fácil de leer, rápido y para resumir diré que me parece un estilo muy elegante y nada recargado. Engancha. Algo que también engancha es el ritmo. Cito algo que él mismo dijo sobre el ritmo de sus novelas y no puedo estar más de acuerdo con él  : 


Sólo un libro que se mantiene siempre, página tras página sobre su nivel y que arrastra al lector hasta la última línea sin dejarle tomar aliento me proporciona un perfecto deleite. Nueve de cada diez libros que caen en mis manos los encuentro sobrecargados de descripciones superfluas, diálogos extensos y figuras secundarias inútiles, que les quitan tensión y les restan dinamismo."


    Efectivamente a mí me arrastró - dos veces-  por todas sus páginas sin agobiarme porque no hubiera capítulos, sin mirar cuanto faltaba para el final o mirar cuanto llevaba leído. Me arrastró de una forma que cuando acabé me sentí inútil porque no sabía si era capaz de apreciar lo que acaba de leer como se merecía, precisamente por la emoción que me había dejado.

   En cuanto a la tensión del libro, mirad... no puede tener más, la tensión está en el lenguaje, en el ritmo rápido, pero no demasiado, en la trama en que quieres más y más incluso cuando el libro ha acabado. Reviviría al mismísimo Zweig, aprovecharía para pegarle una leche y decirle: ¿Para qué te suicidas escribiendo así?. De verdad, no se puede escribir tan bonito, agarra el corazón y te lo arrastra, aunque suene de una forma negativa esto que acabo de decir , no lo es. Y lo siento, pero no me sale una forma mejor de explicaros lo que sentí al acabar de leerlo.



 
    Y supongo que querréis saber de qué va, claro, no vais a leer un libro solo porque yo os diga que me ha enamorado. Aunque el argumento podéis encontrarlo por cualquier página quiero contároslo yo.

   Si os digo amor platónico todos sabemos de lo que hablamos ¿cierto?, vale pues partid de esa base y ahora rompedla a pedacitos, pero solo un poco. No os digo más, cuando lo leáis me entenderéis por qué os digo que empecéis pensando en amor platónico y luego os olvidéis del platónico. Pero mantened, y mucho, la palabra AMOR. Sí, es un libro que habla de amor, en una sola dirección, pero amor y de qué manera... qué sentimiento tan directo. 

   Vais a pensar que sois vosotros los que estáis escribiendo  y los que estáis enamorados de ese tal R. y a pesar de sentir que sois vosotros no tenéis ni idea de lo que ha pasado, ni  si quiera R. se ha enterado, y la vais a descubrir, todos juntos, en familia. Estáis dentro del libro. También os vais a sentir angustiados, para que engañaros. Pero algo está claro y es que vais a sentir y ya solo por eso os lo recomiendo. 


3 comentarios:

  1. Me lo apunto!!!!!! Si te encantó seguro que me gusta!
    Un besitooooooo
    http://www.bloglovin.com/blogs/donkeycool-4487669

    ResponderEliminar
  2. Hola preciosa!
    Después de haber leído tu entrada me quedo con la incógnita, lo voy a apuntar en mi lista de libros pendientes porque tiene muy muy buena pinta.
    Gracias por tu bello comentario en el blog, te sigo vía Bloglovin para estar pendiente de tus entradas.
    Un abrazo gigante :)

    ResponderEliminar
  3. por que me haces esto? ahora lo tengo que apuntar en la lista que comprar.
    Permiteme otra aportación al amor

    "Zoo o cartas de no amor" (VIKTOR SHKLOVSKI). Ya sabes como son los rusos. En este libro, alguien que NO puede hablar de amor escribe cartas a su enamorada hablando de todo menos de amor. Pero pasa que cuando estás enamorado, aún sin hablar de amor, se respira en cada linia.

    Me pareció original, tierno y genial para una historia real. También muy cortito. Ideal lecturas para el tren.

    un saludo afectuoso. No dejes la sección de literatura.

    ResponderEliminar

Queremos saber tu opinión, COTILLEA y CUÉNTANOS qué piensas