Mostrando entradas con la etiqueta #literatura. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta #literatura. Mostrar todas las entradas

sábado, 7 de noviembre de 2015

HÁBLAME DE LITERATURA: Influencia de Walt Withman en la literatura francesa.






     
Muchos, habréis oído hablar en más de alguna ocasión de Walth Withman, os guste leer o no, lo tenéis en anuncios, en publicidad, por todas partes incluso sin daros cuenta.
Algunos lo conoceréis por ser el poeta más nombrado en la película "El club de los poetas muertos" y otros tantos asociaréis esa película conmigo, por ser mi favorita entre mis mil favoritas, y sabréis que en algún momento alguna frase he dicho de Withman y por lo tanto un mínimo os sonará.
Pero pocos conoceréis el movimiento francés del Unanimismo, y su relación, o mejor dicho la influencia de Walth Withman en este movimiento. Y conste que yo la he descubierto esta semana, así que por eso estoy hablándoos de esto aquí, porque me ha encantado y porque quiero compartir este precioso, a mi parecer, descubrimiento con los que pasáis por aquí.

Bien pues, Grosso modo os diré que el Unanimismo, es un movimiento, muy pero que muy bonito. Si sois como yo que os abrazáis a un árbol fácilmente, que pensáis que la teoría de los lazos es cierta y que todo ser vivo, y en ocasiones de exaltación máxima del amor, hasta lo que pensamos que no está vivo como sería una piedra,  tiene relación con todo, os gustará.

¿Nunca habéis tenido un momento de esos en los que, la mayoría de veces sin ser conscientes por qué sois tan felices de estar presenciando un momento, de estar en el mar, en la montaña, presenciando y viviendo esos pequeños placeres de la vida y no se necesita nada más? Pues traspasad esos sentimientos en poesía, esto grosso modo es el Unanimismo, una conexión con todo y una felicidad y exaltación de la belleza en estado puro.

Ni que decir queda que si no habéis leído Hojas de Hierba de Walt withman debéis leerlo, sí imperativamente. Os haré un #háblamedeliteratura, específico de ese libro seguramente más adelante. Pero hoy vengo a hablaros de Jules Romains, que es un pseudónimo de uno de los creadores de este movimiento, que para más información surge un poco como crítica del simbolismo.


Quiero que leáis este poema y si podéis ver la relación con Withman os aseguro que lo disfrutaréis el doble, yo lo hice mientras estaba analizándolo y os juro que lo gocé, los orgasmos literarios existen y este es uno de ellos. (Os pongo la edición que nos pasó uno de nuestros profesores) Y os marco dos versos que para mí son fundamentales a la hora de ver esa influencia de Withman en el poema. 


Je contemple, debout derrière les carreaux,
La rue.
           Un charretier passe avec ses chevaux
Qui font, en assénant leurs fers sur la chaussée,
Jaillir comme le jus d'une pêche pressée
Des gouttes de tonnerre et des gouttes d'éclair.

Je veux les trois chevaux dans mon être désert.
L'homme, le tombereau plein de meulière rouge
Au fond de moi.
           Je veux, quand l’attelage bouge,
Quand les secousses font s'entrechoquer les blocs,
Quand le fouet, chien ailé, pointant son mince croc,
Mordille le troupeau de muscles qui s'arrête.
Je veux que mon esprit frémisse jusqu'au faîte,
Que ma chair vibre comme une chair de cheval ;
Que chaque cinglement du fouet me fasse mal.
Je veux sentir dans ma poitrine, dans ma tête,
Le fouet, le charretier, le tombereau, les bêtes
Claquer, crier, gronder, geindre, forcer, souffrir.
Je veux que leur douleur se termine en soupir
A mes lèvres, leur joie en flamme à mes prunelles ;
Que sur mes membres leur effort sue et ruisselle ;
Qu’ils aient leur conscience et leur pensée en moi.

Et le front appuyé contre le carreau froid,
Je les aspire avec mes yeux, avec ma bouche ;
Mes regards sont des mains ardentes qui les touchent,
Qui vont habilement sur l’homme et les chevaux,
Des doigts passionnés qui cherchent les cerveaux,
Les caressent un peu et les volent par ruse.
J'écoute dans mon cœur comme dans une écluse
Affluer, avec un immense clapotis,
Les rêves, les désirs des hommes. J'engloutis
Un morceau de cité dans ma poitrine accrue.
Le rythme de mon pouls émeut toute la rue.
La rue avec ses feux, ses gestes et ses cris,
Gravite ramassée autour de mon esprit ;          
J'attire puissamment les choses qui s'ignorent ;
Et l'âme que diffuse en vapeur incolore
Le mélange des chairs, des âmes, des maisons,
Forme un vague halo qui nimbe ma raison.


La rue est plus intime à cause de la brume.
Autours des becs de gaz l’air tout entier s’allume ;
Chaque chose a sa part de rayons ; et je vois
Toute la longue rue exister à la fois.
Les êtres ont fondu leurs formes et leurs vies,
Et les âmes se sont doucement asservies.
Je n’ai jamais été moins libre que ce soir
Ni moins seul. Le passant, là-bas, sur le trottoir,
Ce n’est point hors de moi qu’il s’agite et qu’il passe.
Je crois que lui m’entend si je parle à voix basse,
Moi qui l’entends penser ; car il n’est pas ailleurs
Qu’en moi ; ses mouvements me sont intérieurs.
Et moi se suis en lui. Le même élan nous pousse.
Chaque geste qu’il fait me donne une secousse.
Mon corps est le frémissement de la cité.

Le mystère nouveau cherche à nous ligoter ;
Ce passant tient à moi par des milliers de cordes ;
Dans ma chair des crochets s’enfoncent, et la mordent.
Lui, parmi le brouillard, lève le bras. Soudain
Quelque chose de très puissant et d’incertain
Vient soulever mon bras qui se défend à peine.

Je suis l’esclave heureux des hommes dont l’haleine
Flotte ici. Leur vouloir s’écoule dans mes nerfs :
Ce qui est en moi commence à fondre. Je me perds.
Ma pensée, à travers mon crâne, goutte à goutte,
Filtre, et s’évaporant à mesure, s’ajoute
Aux émanations des cerveaux fraternels
Que l’heure épanouit dans les chambres d’hôtel,
Sur la chaussée, au fond des arrières-boutiques.
Et le mélange de nos âmes identiques
Forme un fleuve divin où se mire la nuit.
Je suis un peu d’unanime qui s’attendrit.
Je ne sens rien, sinon que la rue est réelle,
Et que je suis très sûr d’être pensé par elle.
                 La vie unanime
Contemplo, de pie tras los cristales,
La calle.
              Un carretero pasa con sus caballos
Que hacen, al asestar sus herraduras en la calzada,
Brotar como el zumo de un melocotón exprimido
Gotas de trueno y gotas de rayo.

Quiero los tres caballos dentro de mi ser desierto.
El hombre,  la carreta llena de piedra moleña roja,
Al fondo de mí.
          Quiero, cuando el tiro se mueve,
Cuando las sacudidas hacen que los bloques se entrechoquen,
Cuando el látigo, can alado, apuntando con su fino colmillo,
Mordisquea el rebaño de músculos que se detiene,
Quiero que mi espíritu se estremezca hasta la cima,
Que mi carne vibre como una carne de caballo;
Que cada azote de látigo me duela.
Quiero sentir en mi pecho, en mi cabeza,
El látigo, al carretero, el carro, los animales
Restallar, gritar, gruñir, gemir, forzar, sufrir.
Quiero que su dolor se termine en suspiro
En mis labios, su alegría en llama en mis pupilas;
Que sobre mis miembros su esfuerzo sude y choree;
Que tengan su conciencia y su pensamiento en mí.

Y con la frente apoyada en el cristal frío,
Los aspiro con mis ojos, con mi boca;
Mis miradas son manos ardientes que lo tocan,
Que pasan hábilmente sobre el hombre y los caballos,
Dedos apasionados que buscan los cerebros,
Los acarician un poco  los roban con astucia.
Escucho en mi corazón, como en una esclusa,
Afluir, con un inmenso chapoteo,
Los sueños, los deseos de los hombres. Engullo
Un trozo de ciudad en mi pecho crecido.
El ritmo de mi pulso conmueve toda la calle.
La calle con sus luce, sus gestos y sus gritos,
Gravita recogida alrededor de mi espíritu;
Atraigo poderosamente las cosas que se ignoran:
Y el alma que difunde en vapor incoloro
La mezcla de las carnes, las almas, las casas,
Forma un halo que nimba mi razón.


La calle se ha hecho más íntima debido a la niebla.
En torno a los faroles todo el aire se enciende:
Cada cosa tiene su parte de rayos; y veo
Toda la larga calle existir a la vez.
Los seres han fundido sus formas y sus vidas,
Y las almas se han suavemente avasallado.
Nunca fui menos libre que esta noche
Ni menos solitario. El transeúnte, allí, sobre la acera,
No se agita y pasa fuera de mí.
Creo que él me oye si hablo quedo,
A mí que lo oigo pensar: pues no está en otro lugar
Que en mí: sus movimientos me resultan interiores.
Y yo estoy en él, un mismo impulso nos empuja.
Cada gesto que hace me da una sacudida.
Mi cuerpo es la agitación de la ciudad.


El misterio nuevo intenta atarnos ;
Ese transeúnte está ligado a mí por miles de cuerdas;
En mi carne se hunden ganchos, y la muerden.
Él, entre la niebla, alza el brazo. De pronto
Algo muy poderoso e incierto
Viene a levantar mi brazo que apenas se defiende.


Soy el esclavo feliz de los hombres cuyo aliento
Flota aquí. Su voluntad fluye en mis nervios :
Lo que hay en mí empieza a fundirse. Me pierdo.
Mi pensamiento, a través de mi cráneo, gota a gota,
Se filtra, y evaporándose a medida, se añade
A las emanaciones de los cerebros fraternales
Que la hora disemina en las habitaciones de hotel,
Sobre las aceras, al fondo de las trastiendas.
Y la mezcla de nuestras almas idénticas
Forma un río divino donde se mira la noche.
Soy algo unánime que se enternece.
Nada siento salvo que la calle es real
Y que estoy muy seguro de ser pensado por ella.
                       La vida unánime

                                       


¿Vosotros/as qué pensáis que sí que se nota esa influencia o que no tanto?

viernes, 23 de octubre de 2015

HÁBLAME DE LITERATURA: En somme - Jean Queval

    Aquí estoy, con un #háblamedeliteratura muy especial para mí como ya os dije en el post anterior.
Antes que nada voy a empezar por explicaros qué son las ediciones NRF de Gallimard que mencioné, porque entiendo que no todo el mundo está relacionado con las editoriales y menos francesas y no tenéis porqué saberlo. Aunque doy por hecho, en parte, que la mayoría de los que leéis estos post tenéis alguna relación fuerte con la literatura. Porque si no, no entiendo que os traguéis mis biblias sobre opiniones mías.

En fin, a lo que iba. La NRF son las siglas de La Nouvelle Revue Française.  ¿Y esto qué es? es una revista literaria, francesa, que apareció a principios de 1900 a mano de un grupo de escritores, pero que no tuvo mucho éxito, o el éxito esperado y desapareció. Pero luego el escritor André Gide, entre otros, decidió darle una segunda oportunidad. 

En este caso sí que surgió efecto y fue una de las revistas más influyentes en el mundo de la literatura francesa que daba opciones a descubrir nuevos autores y sus obras, movimientos etc. En realidad, ellos no esperaban ni confiaban demasiado en el éxito y tenían una mente bastante abierta, con esto quiero decir que por lo que tengo entendido y no soy ni mucho menos experta en ello hacían y publicaban lo que les daba la gana estuviera mal visto o no. Y olé por ellos. Al final se acabaron viendo como una edición de la NRF y surgió la unión con la editorial Gallimard, que es una, si no la que más, vista también hacia el extranjero, al menos aquí en España, más conocida, también gracias a la NRF y sus publicaciones más atrevidas, todo sea dicho.

  

Total, que me encantan estas ediciones por lo que os he explicado y por el aspecto estético, me parecen unas ediciones tan simples y preciosas... Yo soy de las personas que me guío bastante por una portada del libro, cuando no lo conozco siempre hay una portada detrás que me hace llegar a ese libro, y si lo conozco intento tener una edición que me atraiga también visualmente. Como visteis en el anterior post son libros con un color beige y los títulos en rojo, no hay más.

Y ahora os voy a hablar del libro en sí y del autor.

El tercer año de carrera, durante mi erasmus en París descubrí a Georges Perec y con él al movimiento OuLiPo ( Ouvrir la littérature potentielle = Abrir la literatura potencial) un movimiento algo difícil de explicar a pesar de haber trabajado sobre él.

Imaginaos, para aquellos que no lo conozcáis, a los Surrealistas, el Dadaismo... ¿Cómo los describiríais? aunque tengáis un conocimiento muy básico. Como unos locos ¿ no es cierto? ahí ya entra un debate de ¿Qué es estar loco? etc. en el que no entro porque si no me odiaréis. Pues son muy similares, escritura automática, pero sin ser del todo así, romper las reglas, conociendo muy bien todas las reglas anteriores, porque no puedes pretender romper una regla e innovar si no sabes todo lo que ha ocurrido y se ha hecho anteriormente y cómo se ha hecho. Dicho así puede parecer muy fácil, pero aplicarlo es lo complicado.

Ahora imaginaos, ya centrados en el OuLiPo, un movimiento que mezcla literatura y todo lo que se les venga en gana. ¿Literatura y matemáticas? ¿Por qué no? hablemos de poème zéro et tout ça...
Empieza la locura para mí, he elegido este movimiento, pero ¿A quién? A Jean Queval, uno de los autores sobre el que menos se ha escrito del movimiento, ah no... perdona que nadie ha escrito sobre él quitando un artículo de un amigo suyo y luego yo. Aunque yo más bien lo intenté y resulto ser un fracaso. Demasiado verde estaba yo y estoy a día de hoy como para enfrentarme de nuevo a ellos. Hasta tal punto que una vez terminado el TFG y todas las experiencias no buenas que pasé por unas cosas y otras, no quise saber absolutamente nada de ellos, ahí estaban como fantasmas literarios en una librería que no tenía siempre a la vista y cuando los veía los ignoraba. Hasta hace poco que me reconcilié con ellos.

¿Por qué leer En somme?

Dudo que esté traducido en español o si quiera al inglés, así que si sabéis francés en cierto modo os obligo. A los que no, no descarto que en algún momento me dé por traducirlo, en algún momento muy lejano... Siempre puedo traduciros algunos poemas  para que lo améis y digáis NECESITO APRENDER FRANCÉS Y NO LO VAS A TRADUCIR TÚ CRISTINA, LO TRADUCIRÉ YO.

¿Por qué os hablo entonces de un libro que quizá no podáis leer? y que además, es difícil de encontrar. Existe Amazon... sí, pero aun así me costó. Porque me apetecía a los pocos que os pasáis por aquí mostraros algo más de mí. De algo que aunque medio odie-ame, forma parte de mí y de mi carrera, mi vocación que adoro. Y porque es arte y quiero darle voz a alguien que actualmente la ha perdido o se escucha muy bajito por la poca difusión.


Os voy a poner dos poemas, que me parecen clave, que incluí en mi TFG, os haré una traducción (Y si alguien tiene una traducción mejor, déjala en los comentarios y lo agradecería un montón) y una pequeña reflexión sobre el poema, intentaré no extenderme mucho más.



Aquí simplemente añadí un WOW me ha hecho reflexionar, con tres palabras te ha resumido la vida de un autor, o en mi caso de una filóloga como puede ser de cualquier persona que trabaje con literatura y muchas cosas más. Incluso si os fijáis la primera palabra "comienzo" es más larga que "letras" y que "fin" no sé si será una casualidad o que yo busco demasiado en muchas ocasiones, pero me parece que se asocia a la vida, al principio mucho quizá, y va disminuyendo, según en el sentido que la interpretemos.







Este poema lo dejo a vuestra interpretación, cada uno que lo interprete como quiera, para mí lo más bonito es la metáfora final “en el mar de los ojos” que hace referencia a la memoria, para mí.

Espero que con este poquito os haya picado un poco la curiosidad por estas ediciones NRF, por el movimiento del OuLiPo, que si os ha gustado tened mucha, pero muchísima paciencia y sobre todo por este autor.






lunes, 19 de octubre de 2015

En somme


   Esta vez he decidido juntar en un post tres cosas que me encantan, o quizá cuatro:

La literatura, como ya sabéis; La moda, como queda claro al tener este blog; la lencería cómoda y bonita  y la luz, mucha luz, junto con la luz pintar con ella, es decir, la fotografía.


Desde que descubrí estos sujetadores no puedo pensar en  otro tipo de sujetadores y ahora que tenía que renovar algún que otro conjunto era el momento ideal. Me parecen preciosos y tan, pero tan cómodos... 

Al principio no estaba segura, ya que tengo poco pecho y con según que prendas queda mejor, algo con más forma. Así que la solución para ello es fácil un sujetador con algo de forma y solucionado. Pero cada vez odio más los sujetadores con relleno ¿Cuanto relleno hay ahí dentro? En ocasiones, pienso que podría aislar las paredes de mi cabaña  con algunos sujetadores porque a mi parecer, se pasan...

Este sujetador lo  habréis visto ya en mi IG, el día que me sacaron las muelas mi chico vino con él - y con polos-  sabiendo que me encantaba y ya está entre los sujetadores que más uso. Es de la nueva colección de Women' secret. Pero en todas las tiendas, incluso en Carrefour, tenéis de este tipo y os lo recomiendo muchísimo. 

En cuanto a las fotos, me enamoran, me encanta todo lo que llevaba, lo cómoda que iba  y salir con algún libro. Pero no un libro cualquiera, en este caso es En somme de Jean Queval, un poemario, sobre el que hice mi trabajo final de carrera( por eso tanto post it) . En breves haré un #háblamedeliteratura hablando de el.
Además, no es solo que es un libro especial, amado y odiado a partes iguales, es la edición que ADORO las ediciones NRF de Gallimard.  Os dejo con las fotos, y os sigo contando más del libro en la próxima entrada.







viernes, 12 de diciembre de 2014

HÁBLAME DE LITERATURA- 1Q84 HARUKI MURAKAMI ( opinión final)


      

   Por fin puedo decir que ya me he acabado los tres libros de 1Q84.
Aquí podéis ver el post anterior:  1Q84 (Libros 1 y 2) en el que di mi opinión de los dos primeros libros. Como prometí una opinión final aquí está:

   En mi opinión es una triología que la mayoría de las veces se hace muy lenta de leer, pero también tiene capítulos en los que no puedes parar. Sin embargo, en este último libro, no sé si han sido mis ganas de acabarlo y pasar a otros libros a los que les tengo ganas, o que a partir de cierto capítulo, ya avanzado el libro, ha habido algo externo a la trama que me ha enganchado. 

Aun a pesar de que la trama, en el momento que estaba leyendo, no me terminaba de convencer, necesitaba llegar a casa y tener ese momento para mí y el libro. Es por eso, por lo que digo que creo que hay algo ahí que engancha, y que yo no he sabido descubrir qué es. Supongo que será su forma de escribir que a veces  me gusta y  tantas otras me carga.

   Una de las cosas que más me gusta cuando estoy leyendo un libro es que coincida la historia con el tiempo en el que la leo. Por ejemplo, los últimos capítulos mencionaban que era diciembre, y como estamos en diciembre me gustaba leer eso.  Otro ejemplo, es que el último día que lo leí fue un miércoles, casualmente en la obra también se menciona que era un miércoles. Ese tipo de cosas crean una conexión un poquito más íntima con el libro, a mi parecer. Por eso, decidí en algún momento ponerme de fondo mientras leía la Sinfonieta de Janáček que tanto se menciona en el libro.

   La verdad es que mi opinión sobre Murakami en esta triología es un poco bipolar, no sé muy bien qué opinar. Puede que la visión de los dos mundos y la dualidad que encontramos en el libro de las dos lunas y los capítulos divididos en dos personajes distintos haya hecho que tenga una lectura y opinión bipolar, si se puede decir así.

"- ¡Qué mundo más extraño! Cada día que pasa es más difícil distinguir lo hipotético de lo real. Tengo, tú que eres escritor, ¿cómo  definirías la realidad? 
- El mundo real es aquel donde, cuando te pinchas con una aguja, brota sangre roja - Contestó Tengo."



                  


   En los primeros libros os hablé de dualidad, y acabo de mencionarlo en el párrafo anterior. Sin embargo, aquí en cuanto a los capítulos y los personajes, ya no se mantiene esa dualidad porque hay un tercer personaje que entra en activo y tiene más o menos la misma importancia que Tengo y Aomane. Ushikawa, un personaje bastante extraño la verdad que ya aparece en los dos libros anteriores.

   Opino que me gusta más  la sensación que me dejaba mientras lo leía  que  la historia en sí misma. También diré que días después de haberlo acabado echaba de menos el leer algo de Murakami, y sobretodo echaba de menos a Tengo y a Aomane. Recomiendo el libro si: 

A) Si tenéis tiempo y paciencia para leerlo.
B) Si os gusta Murakami, evidentemente
C) Si empezáis a leerlo  sin esperar entenderlo.  Para mí es un libro de ficción que da detalles del mundo real y actual, para nosotros, con muchas referencias.

Si estáis en una de esas tres opciones adelante. De todos modos, diré que no es el libro de Murakami que más me haya gustado, pero como he dicho  antes, tiene algo muy especial y creo que hay que leerlo.
¿Vosotros/as lo habéis leído? Si es así ¿Qué opináis? O ¿Tenéis ganas de leerlo?


viernes, 21 de noviembre de 2014

HÁBLAME DE LITERATURA: En el café de la juventud perdida - Patrick Modiano




     Por si hay alguien nuevo en el blog, o es la primera vez que os topáis con esta "casi"  nueva sección en la que doy mi opinión sobre los libros que he leído ( normalmente será buena ),  si os gusta la literatura tanto como a mí, este es nuestro rincón literario. Una pena que no haya un té y un sitio bonito en el que juntarnos para hablar de ello ( pero oye todo se andará). Igualmente que sepáis que tenéis otros post antes de este que os pueden interesar:

                         1-  Habla Walt Withman  ( haced clic sobre el nombre del libro et voilà)
                         2- 1Q84-  Haruki Murakami ( Libros 1 y 2)

     Una vez dicho esto  empezamos con la recomendación de hoy. En el post de Murakami os dije que había ganado el premio nobel un escritor francés, concretamente: Patrick Modiano nacido en  Boulogne-bilancourt  muy, muy cerca de París, de hecho yo lo considero parte de París. No había leído nada suyo, más que algunos artículos que salieron el día que le dieron el premio. Me picó tanto  la curiosidad que quería leer algo suyo en francés y por no esperarme a volver  a Francia, me lo compré en Valencia. ( Ahora ya me he comprado dos libros más suyos en francés)

                            En el café de la juventud perdida 

     Así se llama este libro,  130 páginas que se leen en un abrir y cerrar de ojos. Un tema , que como dice mi novio - y tiene razón - muy, pero que muy poco original. Una historia de un café, escritores que se reúnen allí, la bohème française y París...  Pues sí, muy original no es, pero a mí me encantan esos temas. Y es más aun hablando de los cafés de París, no es tan típico  como Modiano los trata , porque él nos habla de cafés que existieron, que él conoció y que actualmente ya no existen, pero podemos pasearnos por esas calles y ver el cambio. 

     Para mí de lo que más se habla en este libro es de precisamente eso, el cambio, el cambio de todo, y de querer volver a ello. Se menciona el eterno retorno no en el sentido filosófico sino como yo lo entiendo, el querer volver siempre a otra época. La hayamos vivido o no. Solo hace falta mirarme a mí que en muchas ocasiones me habría gustado vivir en tantas otras épocas y en ese París. Sino mirad  la película Midnight in paris de mi adorado Woody Allen y me entenderéis los/as que no me conocéis. Podemos resumir con que es un libro muy nostálgico.
 " Si toda aquella  época sigue aún muy viva en mi recuerdo se debe a las preguntas que se quedaron sin respuesta" 


     Este es un libro que robándole el comentario a mi amiga Georgina: "Es corto, pero de esos que no quieres acabar" y lo alargas al máximo pudiendo leerlo en dos días y en uno si me apuráis mucho. 

   Además, ¿ Sabéis de esos libros que cuando acabáis suspiráis y os quedáis con el libro cerrado en vuestras manos mirando hacía ningún sitio en concreto y pensando: Wow? Pues algo así me ha pasado con este libro: toques preciosos, lugares que ya me he apuntado para ir y descubrir en  qué se han convertido  ahora, y un final que no te esperas para nada y te agarra desde dentro cuestionándote muchas cosas, del libro y hasta de tu vida.

     Puede parecer una simple novela comercial, pero ya os digo que a mi parecer es mucho más y con solo un libro suyo leído: Enhorabuena señor Modiano, un merecidísimo premio nobel.
                                      

                                        Acabo con una de mis citas favoritas del libro:
" ¿Qué? ¿Encuentra algo que le haga feliz? Más adelante, alguien me afirmó con mucho aplomo que lo único que no se puede recordar es el timbre de las voces. Y, sin embargo, todavía hoy oigo con frecuencia aquella voz con acento parisino - el de las calles en cuesta - diciéndome: ¿ Qué? ¿Encuentra algo que le haga feliz? Y esa frase no ha perdido nada ni del agrado con que la decía ni del misterio que había en ella"


     Que tengáis un buen día y como siempre, espero que os guste la recomendación y gracias por los comentarios, rectificaciones y demás que se agradecen infinitamente.

lunes, 20 de octubre de 2014

HÁBLAME DE LITERATURA : 1Q84 - Haruki Murakami ( 1 y 2)




                                             

Buenas a todos, he tardado en escribir otra reseña, pero con el lío de instalarme en Francia de nuevo, empezar las clases, saber como funciona un instituto por dentro y en un sistema educativo distinto al nuestro, preparar las clases y demás me ha resultado un poco difícil.  También la densidad del libro que empecé hace mil y retomé este verano dejándolo y volviendo a él infinitas veces.

Hoy hablaré de mi opinión como una simple lectora de Murakami. Murakami, ese que ha despertado tanto revuelo, Haruki. En octubre se entregó el premio nobel de literatura y Murakami estaba entre uno de los favoritos, en babelia muchos votamos por él y las editoriales apostaban por este autor.  Finalmente lo ganó un autor francés, pero ese es otro tema del que quizá hable más adelante.

  He de decir que a mi Murakami me gustó desde el principio, "After dark" el libro que siempre recomiendo me gustó más que otro de sus best sellers  aquí conocido como "Tokio  Blues". Muchos lo critican, dicen de él que siempre reescribe la misma obra. Y es cierto, que por las que he leído , que aún son pocas , pueden tener razón y no tenerla.


Aún siendo verdad que reescribiera la misma novela hay que reconocer que su estilo, sencillez a la hora de describir engancha y es lo que yo destaco de su obra.  Ahora bien, el libro de 1Q84 es MUY extenso. Los dos primeros -que son de los que voy a hablar aquí hoy, el tercero lo haré a parte - se hacen largisimos ( al menos a mi se me han hecho largisimos) y eso me ha llevado a que sea una de esas lecturas que cojo con mucha emoción unos capítulos y luego puede pasar fácilmente medio año sin tocarlo mientras leo otras cosas.

Es un libro en el que yo siempre encuentro la dualidad, la primera que encontramos es claramente una comparación con 1984 de George Orwell, de donde salió Gran Hermano - sí ese reality de telecinco al que muchos nos hemos enganchado en alguna ocasión a pesar de que luego lo critiquemos ha salido de un libro y resulta interesante -pero en este libro le cambian el nombre por la "little people" esos que todo lo ven.

Dualidad en que el libro se divide en dos personajes :  Tengo y Aomane. ( Personalmente tengo un trauma con que el autor se llame Tengo, porque pienso en el verbo tener y en algunas ocasiones aparecen juntos y mi cabeza desubica... yo y mis cosas)


Me gusta porque se nota que Murakami tiene un muy buen conocimiento de la cultura occidental, nos habla de Jazz del bueno, de ese que reconozco y que a mi también me gusta y me emociona encontrarlo por ahí. nos mete algo de historia de Japón y algunos datos de esos que te gusta aprender para comentarlos en alguna cafetería con algún amigo tipo:

- ¿ Sabías que  existe una rueda de la vida en el Tíbet? 
- Pues no, no lo sabía y me gusta haberlo descubierto.


Vamos que mezcla muchas cosas , mezcla hasta la vida real con una posible vida paralela, esa de 1Q84, donde existen dos lunas y ocurre de todo lo que te puedas imaginar. Y como decía José Luis Borges:

"Nadie puede saber si el mundo es fantástico o real, y tampoco si existe una diferencia entre soñar y vivir"

Lo mismo ocurre con 1Q84, espero haberos despertado las ganas de leerlo y que os haya gustado el post. Nos vemos con más Outfits y con la próxima reseña que será mi impresión final de los tres libros en conjunto. 

¿ VOSOTROS HABÉIS LEÍDO ALGO DE MURAKAMI O HABÉIS LEÍDO 1Q84?



Bisous